IR AL FACE DE CHILO TULISSI


Un grande. Pompeya disfruta de una de sus obras en Centenera y Tabare. Es increíble dos grandes artistas plasticos partieron de gira por un día de diferencia. La amiga Marta Luchenio y Ël.

Carlos Alberto Cisilino

* * *

Artista plástico, amigo y profesor, te recordare en mis obras, y alli estaras siempre presente... adiós¡¡¡¡¡ uno de los grandes maestros de las pinturas magistrales del tango!!!!! adiós CHILO TULISSI..... un gran abraso hijos y querida Teresita........

Clara Valenzano

* * *

Es una perdida enorme.. hasta siempre maestro

Juan De Barracas

Hey, Chilo, MAESTRO DE LA VIDA, buen viaje donde sea que vayas con tu espìritu curioso, tu capacidad de asombro, tus anécdotas, tu hombría de bien. Esperaremos nuestro turno y seguro volveremos a encontrarnos, no? Ja, vos ya sabés qué hay del otro lado, ventajero!!!!!!!!

María Inés Gelari

* * *

Seguirás estando siempre entre nosotros, con tu sonrisa franca, con tu magia divina, con tu sabiduría de la vida, con tu energía infinita y arrolladora de la pasión por el trabajo en la pintura y el arte, un día me dijiste, yo soy un "laburante del pincel", y es verdad, tu pasión te llevaba a trabajar incansablemente sobre tus telas plasmando maravillas que nos permitías disfrutar. Un abrazo a la distancia, seguramente nos veremos un día ahí donde estas hoy! Un abrazo grande con el alma!

Mario L.

* * *

Chilo... verte llegar, saberte cerca, hacia que este refugio silencioso de piedra y valle, se encendiera y cantara!
Mis imágenes se preparaban para recibirte, y mi ansiedad de mostrarte lo ultimo que había hecho...
Las ganas y los proyectos de hacer algo juntos, sin saber bien que o como empezar, pero me decías -"cuando yo me venga para acá...vamos a trabajar juntos loca..." y entonces tu pasión encendía la mía.
Aquello quedo en las palabras, pero que ningún viento se llevara nunca, porque están bien guardaditas en mi alma.
Cuanto te admiro Chilo, porque fuiste tan certero pintando tu destino, y guiando a otros a hacer lo mismo, porque fuiste y seras siempre un maestro divino, maestro de vida, porque mi mundo lo inundabas de fuerza cada vez que llegabas....
Hoy tomo los pinceles o comienzo una escultura y tu voz que se mezcla en los colores y en la arcilla me vuelve a susurrar...-"te aconsejo..." y en el silencio de cada atardecer que tiñe de rojo nuestras sierras, las que tanto amabas, escucho los pasos de tus tropillas!.
Este sitio seguirá siendo tan tuyo, porque se que tu alma libre aun lo sobrevuela , lo pinta y lo sueña, y si viene la tristeza de no haberte tenido por mas tiempo, me consuelo con sentir el gran privilegio de haberte encontrado amigo y maestro, aquí en este pequeño pueblito donde abunda lo bello.
Aquí a veces la soledad es inmensa, y no es fácil el encuentro de locos amantes de lo mismo, sin embargo aquí te conocí y me enseñaste tu vuelo.
Desde que partiste estoy en estado de Gracia y cada vez que me asomo a la brisa de esta nueva primavera, miro al cielo ,ahora un bolonqui de colores!!, sonrío , se me escapa un lagrimon y digo -ja! que bueno! ahí llego Chilo!
Gracias Chilo !! te quiero tanto...y no te despido, seguís aquí conmigo.

Jennifer Roberts, San Javier, Traslasierra.

Les puse imagen a estas palabras que creo que lograron resumir un poco lo que significó Chilo en mi vida..

"Visitaste mi caparazón todos los días y me trajiste el café que a veces fue el real motor para ir a verte, transformándose luego en creatividad. La radio tocaba tangos que yo no conocía y que desde tu voz se dispararon hacia mis telas y quedaron allí estampados de por vida. Las telas con madera detrás y aquellas con huesos delante. Yo seguía ahí dentro, salía de vez en cuando e intentaba saludarte con esas pinceladas que supiste acompañar. Al salir me lloraban los ojos. Rápido me acostumbré al humo de tu pipa. Hoy lo siento y me da placer porque estás a mi lado.

Te asomaste por un agujero de mi caparazón y me sacaste la lengua cada vez que te vi. No para burlarte, sino para mostrarme cómo uno puede burlarse de sí mismo y darse cuenta de que todo problema, sin saberlo, puede girar alrededor de un vacío verde como el que está en el suelo que rodea tu casa y el que se usa para pintar la piel de todos. Verde que enfría y hunde, verde que le dio color a mis persianas y dameros de casa de campo. Y quizás a los ojos marrones míos que vos creaste alguna madrugada con olor a trementina y tabaco.

Nunca supe que había estado viviendo ahí hasta que me lo hiciste notar. Me dijiste que me ibas a ayudar a salir. A pesar de que mi cabeza rodaba por el piso, preparé los colores para que pintaras la barca en el paisaje de océano azul turquesa que ahora sale de mis ojos verdes marrones. El agua que le faltaba a nuestro paisaje de sierras y que fue capaz de inundar todo aquello que quisiste hacer desaparecer de mis pensares. Con orgullo viste de lejos el escarlata de esas cosas, disolviéndose en el líquido. Por una escalera caracol subiste a la nave de madera y te diste cuenta de que te estaba esperando arriba.

-Perdí un zapato- me dijiste mientras te reías.

-Yo pude salir- te respondí.

Creo que estabas dormido en ese momento. Sé que me escuchaste porque te vi sonreír con los ojos cerrados. O al menos eso imaginé.

Juntos navegamos desde entonces y todavía no sé a dónde vamos a parar. La mar está tranquila y el viento es favorable. Todos los días.

Fuiste maestro, amigo, compañero, hermano, terapeuta, padre. Fuiste Wang-Fô y pintaste el paisaje de mar, rocas y sol de mi vida. Te subiste a esa barca para estar siempre conmigo y acá te llevo. En cada lápiz, en cada café, en cada pomo de pintura, en cada sudoku, en cada papel, en cada canción, en cada libro, en cada palabra y en cada acción. Y sobre todo, atrás de mis huesos, a la izquierda del pecho.

Tengo los remos y un par de pinceles. Esperame un rato allá."

Male Pilar Martínez

Tito Palumbo Fue un gran artista plástico. Supo retratar a los artistas del tango y a los bailarines con trazos que los resaltaban. Un abrazo tanguero.

Tito Palumbo

* * *


Llo conocí en un homenaje de Acho Manzi a su padre, allá por Pque Patricios, una gran pérdida, supo inmortalizar la actualidad de la danza del tango siguiendo la tradición porteña, mis respetos a sus seres queridos.

Carlos del Mazo

* * *


2